Las mejores sandalias para correr

mejores sandalias running

Es muy importante mantenerse en buena condición física y correr es uno de los ejercicios que nos ayudan a estar sanos y saludables, pero en algunas ocasiones no es fácil elegir el calzado más adecuado para salir a correr. Por ello, Antes de ir a la tienda y comprar el primer par de zapatillas que encuentres, debes considerar algunos aspectos como tu técnica de carrera, peso, ritmo o el terreno sobre el que vas a correr.

En la actualidad, casi todos los corredores eligen las llamadas zapatillas con amortiguación. En teoría este tipo de calzado les brinda protección a las articulaciones. Sin embargo, cada vez más corredores prefieren zapatillas sin ningún tipo de amortiguación e incluso prefieren las sandalias, toda vez que las mismas aseguran una pisada más natural y un mayor contacto con el suelo.

Catálogo de Ofertas de Sandalias Running

Corre de forma natural

Quizás te preguntes qué es lo mejor para tus pies a la hora de correr. Puedes encontrar la respuesta si analizas la manera cómo los humanos corren de forma natural (sin ningún tipo de ayuda externa ni amortiguación artificial).

Cuando una persona no lleva zapatillas, se mueve diferente a como lo hace cuando las lleva. Al correr descalzo, no apoya primero el talón a cada paso, sino que el pie se apoya en la punta o en el medio de la planta, lo que reparte más eficientemente la carga del cuerpo.

Algunos especialistas piensan que la razón por la que las personas apoyan el talón antes que el resto del pie son los tacones amortiguados de las zapatillas. Estos añadidos al calzado ocasionan mayor impacto en las rodillas y la cadera.

Ahora estarás pensando: Si esto es verdad ¿Por qué casi todos los corredores realizan esta actividad con zapatillas amortiguadas? La respuesta es muy sencilla: MARKETING. Las grandes marcas multinacionales del calzado llevan décadas diciéndonos que cuando el ser humano corre, el pie cae golpeando el talón, y que este necesita de una avanzada amortiguación para no lesionarse.

Esta protección para el talón es necesaria solo si utilizas zapatillas amortiguadas, pero no sirve para nada si no usas ese tipo de calzado.

Corre usando sandalias

El ser humano evolucionó a su forma actual hace milenios y la morfología del pie no ha cambiado. Entonces no hay razón para que usemos calzados que alteran la forma natural de la pisada.

El mejor calzado para correr es aquel que es plano, es decir, que no tiene diferencia de altura entre el talón y los metatarsos. Las sandalias por definición son planas, lo que las hace ideales para este deporte.

Aquí encontrarás algunos beneficios de las sandalias:

– Ayudan a mantener la forma de los pies y su movimiento natural.

– Si llevas mucho tiempo usando zapatillas cerradas, las sandalias te permiten recuperar la morfología original de tus pies. Ayuda a que los dedos se vuelvan a estirar y tomar su posición natural. Por ejemplo, el dedo gordo pierde la curvatura hacia adentro, se estira y retoma su forma original.

– Este calzado protege al pie de las irregularidades del suelo, así como de piedras, cristales o cualquier otra cosa que pueda dañarlos.

– Ayudan a igualar la disparidad en la extensión de las piernas. Así, aquellas personas que tienen una pierna un poco más larga que la otra pueden igualar sus extremidades de forma natural.

Por último, recuerda que la suela de las sandalias está elaborada con un taco denso de una goma muy resistente como lo es el vibram, el cual es el mismo material que se utiliza de forma muy superficial en las suelas de las zapatillas, por lo que tus pies siempre contarán con la mayor protección frente al suelo.

Running con sandalias

Cómpralas o hazlas

En el mercado hay una gran variedad de modelos de sandalia, pero también tienes la opción de fabricar tu propia sandalia personalizada.

Si eres de esas personas inquietas y tienes habilidades manuales, puedes hacerte tus sandalias por tu cuenta. Hay mucha información en Internet al respecto, incluso podrás encontrar vídeos y tutoriales.

También existen tiendas online en las que encontrarás el material para hacerlas. Allí tendrás varios tipos de goma para las suelas, de diferentes colores, grosores y durezas. Además, podrás escoger una gran variedad de cintas con distintos cierres y hasta hebillas decorativas.

Por otro lado, si decides comprarlas, tendrás la opción de escoger entre los distintos precios y marcas. Casi todas las compañías fabrican sus sandalias de forma artesanal y no las producen en masa, por lo que siempre contarás con un modelo orifinal.

Es importante resaltar que los modelos de sandalia, que para algunos son excelentes pueden no gustarles a otros. Aquí lo importante es que busques la que mejor se adapte a tus gustos y necesidades.

Ten presente la transición entre las zapatillas a las sandalias

Es muy recomendable que aquellas personas que van a comenzar a correr con sandalias, dejando atrás las zapatillas amortiguadas, lo hagan de forma lenta y progresiva. Esto los ayuda a evitar posibles lesiones y permite que sus pies, rodillas y cadera se acostumbren a realizar el ejercicio utilizando este calzado.

A continuación, encontrarás algunos consejos (muy útiles) para realizar una transición efectiva y sin mayores inconvenientes:

 

  • Mientras corres piensa en no apoyar primero el talón en cada paso, sino en tocar el suelo con la parte media del pie o mejor aún con los metatarsos.
  • Intenta llevar el cuerpo y el cuello lo más rectos que te sea posible.
  • Trata de no inclinarte hacia adelante. Quizás al principio sea un poco complicado, pero debes lograr avanzar completamente erguido.
  • Los brazos y antebrazos deben permanecer en un ángulo de 90 grados.
  • No des pasos muy largos. Con el tiempo y algo de práctica podrás ir alargándolos poco a poco.
  • Los músculos de los hombros deben estar relajados.
  • No quieras hacerlo todo de una sola vez. Esto es un proceso de varios días para darle a tu cuerpo la oportunidad de adaptarse a las nuevas exigencias del ejercicio.

Como consejo final, ten presente que para empezar debes elegir una superficie lo más lisa posible (el cemento es buena opción). Quizás pienses que una superficie de tierra pueda absorber mejor los impactos, pero las irregularidades del terreno van a ocasionar que tus tendones y músculos trabajen más de lo necesario. Recuerda que necesitan adaptarse de forma segura al ejercicio.

 

🏃‍♂️¡NOVEDADES RUNNING!🏃‍♀️

Entérate de los mejores eventos de cada fin de semana, últimas noticias relacionadas con nuestro deporte, los artículos de mayor calidad... 

¡Te has suscrito a la newsletter de Compratudorsal!