Correr cuando estás resfriado, ¿es bueno?

Correr cuando estás resfriado, ¿es bueno?

Sufrir de un resfriado es muy común en cualquier época del año. Este es un malestar que en ocasiones afecta nuestra cotidianidad, especialmente cuando se trata de la rutina de ejercicios.

Los corredores son más susceptibles de resfriarse, considerando que sus horarios de entrenamiento usualmente son de madrugada o al final de la tarde, al aire libre y con ropa que deja el cuerpo muy al descubierto. Si esta alteración de la salud se presenta y no quieres dejar de correr, puedes conocer previamente las consecuencias y seguir unos prácticos consejos para no agravar tu condición.

Aunque parezca improbable realizar cualquier deporte mientras se tenga gripe, la realidad es que correr es una opción muy favorable para recuperar la salud, siempre que se determine la magnitud de la situación y se tomen las precauciones necesarias.

El trotar, correr o hacer running es una actividad que ayuda a evitar que se presente la sintomatología del resfriado. Pero si ya se tiene un leve catarro, este deporte también ayudará a que sanes en el menor tiempo posible.

Es el caso que, cuando el cuerpo entra en movimiento con el trote, se activa el sistema inmunológico, se genera mayor oxigenación y los glóbulos blancos, capaces de combatir la infección, aumentan potencialmente. Puede favorecer incluso con la segregación de la mucosidad, despejando las vías respiratorias.

Además, durante el desarrollo del ejercicio, se libera epinefrina, o comúnmente conocida como adrenalina, que ayuda a combatir las infecciones y a preparar al cuerpo para que se defienda en situaciones de riesgo. Es considerado como un descongestionante natural.

No obstante, si es muy alta y regular la intensidad del ejercicio, es muy probable que el sistema inmunológico se debilite más. Esto originará que existan mayores probabilidades de agravar la situación médica, y se dificulte o se alargue el tiempo para lograr la recuperación.

En definitiva, distintos estudios de la medicina deportiva han concluido que el congestionamiento gripal o resfriado, no aminora de manera considerable las condiciones físicas para ejercitarse corriendo.

No olvides realizarte la prueba del cuello

A pesar de lo que hemos comentado, antes de ir a la carrera es recomendable repasar la prueba del cuello, para considerar la factibilidad del ejercicio.

Y es que conforme a médicos deportistas, si se sienten dolores del cuello hacia arriba, correr resulta aconsejable. Sin embargo, si es hacia abajo, especialmente en el área pulmonar, lumbar o espalda, o se tienen molestias en las articulaciones, escalofríos, es necesario guardar reposo para que ocurra la recuperación.

Prueba de cuello running

¿Puedo correr con tos y flemas después de un resfriado?

Si el cuadro gripal es más complejo, y se tiene tos con flema, el grado de debilitamiento corporal es mayor, es decir, se tiene menos energía y poco oxígeno. Bajo este episodio no cabe la posibilidad de poder trotar.

En cualquier caso, por más leve que parezca, si se presentan síntomas de fiebres, se debe evitar de manera absoluta correr. Asimismo, en caso de sufrir de asma con anterioridad, es mejor evitar la actividad, aun cuando no se haya presentado de manera adicional al resfriado.

Correr un maratón resfriado. ¿Qué debes tener en cuenta?

Vale mencionar especialmente el caso en que se participaría en un maratón y se tiene un catarro o resfriado. Y es que en estos supuestos se debe realizar una preparación con mucha antelación, generalmente de manera rigurosa y continua. Sin dudas es una catástrofe para cualquier corredor.

Ante ello es mejor afrontar al virus apenas se detecte y no ignorar los síntomas por temor a abandonar la competencia. Si bien las medicinas son la primera opción, se debe tener mucho cuidado con sus componentes, por lo que es que se debe consultar al médico.

Con respecto al ejercicio, se debe considerar igualmente el test sencillo de la prueba del cuello. Durante el entrenamiento, es claro que éste se debe realizar necesariamente al aire libre, por lo que además de los consejos generales para poder correr con resfriado, adicionalmente es preciso cubrir la nariz y la boca, de manera que se evite la entrada directamente de aire frío por estas zonas.

Consejos para correr resfriado

Sin dudas, al presentarse síntomas de dolores en las articulaciones, de pecho, cuello, cabeza, malestar estomacal, fiebre, tos, o flema, se debe suspender el ejercicio y acudir al médico. Si el resfriado no genera mayor molestia, se puede realizar el trote, pero tomando las precauciones que a continuación se señalan:

correr resfriado consejos

Calentamiento adicional

Se debe cumplir previamente con el debido calentamiento y estiramiento, pues los músculos se encuentran más débiles y entumecidos.

Práctica el tiempo suficiente para el considerar satisfecho el entrenamiento, lo cual generalmente es de treinta a cuarenta y cinco minutos. Si no se amerita, no es necesario exigirle demasiada energía al cuerpo.

Procura ejercitarte con un tiempo favorable si se hace al aire libre, de lo contrario, en una caminadora se puede cumplir el objetivo sin quedar expuestos al rigor de la naturaleza.

No te esfuerces más de la cuenta

Realiza la carrera de manera moderada, sin necesidad de maximizar la potencia o intensidad. Lo ideal es llevar un ritmo constante durante todo el entrenamiento.

Usa ropa abrigada

Aunque se requiera ropa ligera, es prudente abrigarse dependiendo del ambiente. La ropa térmica es una buena opción, y no se debe olvidar cubrir la cabeza y manos.

Hidratación y alimentación adecuada

Se debe cumplir con la debida hidratación durante el ejercicio. Ingerir la cantidad suficiente de líquido es muy importante durante estos momentos de gripe.

Una correcta alimentación también es primordial. Si no te ha provocado comer, entonces es mejor no salir a correr, pues acrecentaría la debilidad.

Unas vitaminas adicionales durante esos días de infección, ayudan a revitalizar al cuerpo, tales como las vitaminas A, C y E, y algunos minerales tales como el zinc y el selenio.

Si se ha tomado algún medicamento, especialmente con contenido somnoliento, es mejor esperar que pase su efecto.

Hidratación y alimentación adecuada correr resfriado

Otros elementos a tener en cuenta

Lo fundamental es considerar cuál es el objetivo planteado. No es imprescindible exponer la salud solo por sumar unos kilómetros adicionales. Cuando se requiera tomar un descanso, así se interrumpa por un corto plazo el ejercicio, es mejor hacerlo para recuperarse totalmente de la infección.

Recuerda que tu salud está antes que todo. Toma las previsiones para no quedar expuesto o empeorar tu condición.