¿Cómo afecta el running a los huesos?

Cómo afecta el running a los huesos

Debido a que muchas personas están en riesgo de padecer osteoporosis, a menudo se preguntan cómo afecta el running a los huesos. En este artículo te explicaremos cuál es el impacto del running sobre tus huesos, y qué es lo que dicen las investigaciones científicas.

Sin embargo, es un hecho que todos debemos cuidar de nuestros huesos en una lucha constante por la salud y la longevidad. Después de todo, son una parte esencial para mantenernos erguidos y en movimiento.

Lamentablemente, la densidad ósea puede deteriorarse con la edad y provocar osteoporosis. La buena noticia es que hay muchas cosas que puedes hacer para asegurarte de que tus huesos permanezcan intactos durante los próximos años, antes de que las cosas lleguen demasiado lejos.

¿El running afecta a los huesos?

Tanto los ejercicios con pesas, como el entrenamiento de resistencia, son beneficiosos para los huesos. Lo anterior de acuerdo con el Centro Nacional de Recursos de Osteoporosis y Enfermedades Óseas Relacionadas, del Instituto Nacional de Salud en los Estados Unidos.

Además, caminar, hacer running, andar en bicicleta, subir escaleras, participar en deportes y levantar pesas, también son actividades saludables para los huesos. La densidad ósea de hombres de 25 a 60 años se examinó en un estudio realizado por la Universidad de Missouri.

Los hombres experimentaron un nuevo desarrollo óseo después de un año de hacer ejercicios de alto impacto. Los investigadores encontraron que el ejercicio de alto impacto esencialmente permitió que los huesos se adaptaran, fortalecieran y reconstruyeran, incluido el desarrollo de nuevo tejido óseo.

El ciclismo y la natación, por otro lado, aunque son actividades físicas buenas para el corazón, pueden no serlo para la salud ósea.

El running afecta a los huesos

¿Cómo afecta a los huesos el entrenamiento de bajo impacto?

Los ciclistas de ruta de élite tienen una densidad ósea más baja que los atletas. Esto de acuerdo con una reciente investigación realizada por la Escuela Noruega de Ciencias del Deporte.

Cuando los investigadores compararon a los atletas de media y larga distancia con los ciclistas de élite, descubrieron que los ciclistas tenían menor densidad mineral ósea, tanto en hombres como en mujeres.

Según los estándares establecidos por el Colegio Estadounidense de Medicina Deportiva, en general más de la mitad de los ciclistas tienen una densidad ósea deficiente. Incluso, a pesar de que el ciclismo es bueno para la salud cardiovascular y los pulmones, la salud de los huesos de los ciclistas no varía significativamente de aquellas personas que no hacen ciclismo o ejercicio.

Los investigadores recomiendan a los ciclistas incorporar el entrenamiento de resistencia para combatir combatir la baja densidad ósea.

El running es bueno para la salud de los huesos

Practicar running es una actividad física que ejerce mucha presión sobre los huesos. Cualquiera que alguna vez haya tenido dolor en las rodillas o los tobillos por correr sobre el pavimento, conoce las dolencias que se producen luego de correr.

Sin embargo, aquí hay algo muy importante que debemos considerar. Tal como muestran las investigaciones mencionadas anteriormente, este impacto que se produce cuando haces running, no necesariamente es algo malo y, de hecho, puede ser muy beneficioso para la salud de tus huesos.

El running de larga distancia puede aumentar hasta tres veces tu peso corporal sobre los huesos y articulaciones por cada movimiento. Pero esto depende básicamente de tu ritmo y tu forma de correr.

Sin embargo, el número aumentará a siete veces tu peso corporal mientras corres. Todo esto suma. Tal fuerza gravitacional puede desencadenar calambres en las piernas y fracturas por estrés si te excedes en los entrenamientos de running, o si tienes mala suerte.

El running es bueno para la salud de los huesos​

Los huesos pueden reconstruirse

Tus huesos, por otro lado, tienen la capacidad de ajustarse y fortalecerse cada vez que se exponen a esta presión. En otras palabras, tus huesos, al igual que tus músculos, se rompen durante el ejercicio y luego se reconstruyen.

Esto significa que tus huesos se vuelven más grandes y más fuertes que antes. De hecho, tanto los velocistas, como los tenistas, tienen un 23% más de masa ósea que aquellas personas que no hacen ejercicio, según un informe. Además, las personas que hacen running, tienen entre un 10% y un 14% más de densidad mineral ósea en las caderas, de acuerdo con otra investigación.

Según la Academia Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos, la mayoría de las personas pierden masa ósea a partir de los 40 años. Esto puede parecer una mala noticia, sin embargo, cuando se sigue el camino correcto, como salir a practicar running, que requiere dar una gran cantidad de pasos, es posible retrasar la pérdida de hueso e incluso desarrollar hueso nuevo.

Lo mejor de esto es que toda esa densidad ósea adicional, se vuelve extremadamente útil a medida que se envejece. Por lo tanto, contrario a lo que muchos pueden pensar, el running no tiene un impacto negativo en los huesos. Al contrario, puede ser bueno para la salud ósea, tanto ahora como en el futuro.

Además de este artículo, también te puede interesar,...

Para qué sirve la crioterapia deportiva
Las pesas antes o después de correr
Beneficios de combinar el crossfit con el running

🏃‍♂️¡NOVEDADES RUNNING!🏃‍♀️

Entérate de los mejores eventos de cada fin de semana y últimas noticias relacionadas con nuestro deporte

¡Te has suscrito a la newsletter de Compratudorsal!

Pin It on Pinterest

Share This