Recorrido San Silvestre Vallecana. Kilómetro a Kilómetro

Circuito San Silvestre Vallecana

Tanto si es tu primera San Silvestre de Vallecas, como si ya eres un veterano de guerra en esta carrera tan especial, conocer el recorrido de la prueba es fundamental a la hora de sacar el mejor rendimiento al circuito. Bien es cierto, que es una carrera rápida, ya que durante bastantes kilómetros pica hacia abajo. Sin embargo, guardar fuerzas es fundamental para afrontar la temida Albufera que nos espera en la parte final del recorrido. 

Pretender doblar el tiempo del primer 5.000 con respecto al segundo, es prácticamente imposible. La primera parte es muy favorable, y aunque la segunda mitad del recorrido también tiene sus partes en descenso, lo cierto es que la albufera penaliza. De cómo llegues ahí, dependerá en gran medida el resultado final de la carrera.

Como queremos que hagas marca personal y que llegues con mucha fuerza a la parte final de la carrera, hemos preparado esta sección de «kilómetro a kilómetro». ¡Esperamos que te sirva de ayuda!

Ya sabes cómo se salen en las carreras populares. Los corredores salen a mucha velocidad con el objetivo de ir buscando su posición en carrera. La San Silvestre Vallecana, no es menos. Sin embargo, tiene un extra de dificultad que asusta desde que estamos en los cajones de salida. La subida hasta la calle Serrano. Además, es la zona donde los «sin dorsal» se meten en carrera, por lo que posiblemente se produzcan aglomeraciones. 

Es una subida que puede dejarte tocado para el resto de carrera, por lo que es importante gestionarla bien. Salir con fuerza, pero sin pasarse es importante, por lo que te recomendamos que te lo tomes con tranquilidad. La prueba acaba de empezar y nos esperan kilómetros donde podemos correr. 

Una vez gestionada la primera subida, nos espera la calle Serrano, que pica favorablemente y podemos rascar segundos. 

Kilómetro 2. Plaza República Argentina - María de Molina

Este es un tramo muy rápido. Posiblemente el más rápido de la carrera, donde tras gestionar el primer kilómetro, tenemos muchos metros para abajo que nos ayudan a recuperar segundos. 

Estamos al principio de la carrera y es un buen momento para ir buscando compañeros de carrera, ya que además, el piso es muy bueno y podemos permitirnos el lujo de poder mirar a un lado y a otro buscando ese grupo que posiblemente te acompañen muchos metros de carrera. Sin querer, empezarás a escuchar las zapatillas del resto de corredores. 

Kilómetro 3. Seguimos por Serrano

Una vez que ya tenemos nuestros compañeros de carrera elegidos, afrontaremos unos pequeños toboganes que, aunque no lo creas, empiezan a picar las piernas. Ampliar la cadencia de carrera en las subidas y posteriormente ampliar zancada, nos van a permitir recuperar mejor los esfuerzos y de esa manera poder afrontar mejor el resto de carrera.

También recalcar que a partir de aquí, empezaremos a encontrarnos rejillas en el suelo. Suelen encontrarse al lado derecho de la calzada. Lo ideal sería evitarlas, para no tener que corregir la pisada ni sentirnos incómodos con el tacto del piso. 

Serían algo así

Rejillas recorrido San Silvestre Vallecana

Kilómetro 4. Llegamos a la Puerta de Alcalá

Este es un tramo muy cómodo, en el que podremos aumentar velocidad y recuperar alguno de los segundos que, presumiblemente, hemos perdido anteriormente con los toboganes anteriores. Sin embargo, tienes en tener en cuenta que aún no hemos llegado al primer 5.000 y tendremos que guardar fuerzas para lo que viene en la segunda mitad.

En torno al km 3,5 cruzaremos la Plaza Colón y a partir de ahí hasta la puerta de alcalá, será un terreno completamente llano, en el que podremos volver a coger nuestro ritmo de carrera.

Esta zona, suele estar frecuentada por mucha gente que sale a animar a los corredores en esta carrera. Las personas que están empezando a celebrar el fin de año, harán más amena esta parte que llega a su parte cumbre en la puerta de alcalá, donde giraremos a la derecha para afrontar una buena bajada hacía la Plaza de Cibeles.

Kilómetro 5. Ecuador de la Carrera. ¡Hay que llegar con fuerzas!

Una vez hemos dejado atrás la puerta de alcalá, tenemos una bajada muy favorable que nos permitirá nuevamente acelerar el ritmo de carrera. Al fondo, veremos la plaza cibeles, que la dejaremos a la derecha una vez giremos buscando el kilómetro 5 de carrera.

Aquí el terreno nuevamente será ligeramente favorable. La animación desde aquí hasta prácticamente el final de la carrera, será una constante y si vas realmente con fuerzas, lo vas a disfrutar. 

Cuando lleguemos al km 5 (lo podrás reconocer porque se encuentra a la altura del museo del prado) es momento de hacer evaluación de la situación. ¿Vas con fuerzas? ¿El ritmo que llevas es el que has prefijado antes de la carrera? De ser así, tienes prácticamente la carrera en el bolsillo, pero cuidado, llegan curvas y la parte más dura, por lo que tocará sufrir…

Kilómetro 6. Buscando Avenida Ciudad de Barcelona por Atocha

Una vez hemos cruzado la alfombra que nos va a marcar el tiempo del kilómetro 5, continuamos buscando referencias visuales. En este caso, veremos la estación de Atocha, que como no, estará repleta de gente. Déjate llevar por la animación musical que habrá (recuerda que hemos venido a disfrutar) y por los centenares de personas que se aglutinan alrededor de la estación.

Una vez dejemos atrás Atocha, estaremos ya en la Avenida Ciudad de Barcelona, donde el perfil es favorable. Este, es quizás el momento cumbre de la carrera, ya que estaremos cerca de la albufera y donde guardar esas fuerzas necesarias para poder afrontarla con éxito, es fundamental. No te cebes con el ritmo, pero tampoco te relajes. Trata de mantener una velocidad constante.

Estación Atocha San Silvestre Vallecas

Kilómetro 7. Continuamos por Avenida Ciudad Barcelona

Este kilómetro tiene pocas diferencias con respecto al anterior. El perfil es el mismo, idóneo para mantener un buen ritmo. A partir del km 7,5 aproximadamente, empezarás a ver el puente de Vallecas, donde normalmente está situado un DJ, amenizando la carrera y dándote ánimos para empezar a gestionar la madre de todas las cuestas, la albufera.

Aunque no te lo creas y por muy rápido que hayas ido, te sorprenderán las luces, puesto que has empezado de día, pero ya es de noche. Sigue adelante que verás lo que viene…

Kilómetro 8. La cuesta, ¡la albufera!

Llega el momento de la verdad. Ya no hay vuelta atrás y quizás te acuerdes de no haber gestionado bien la primera parte de la carrera, o quizás estés preparado para afrontar esta subida que marcará el devenir de tu marca.

Al salir del puente de vallecas, verás una interminable subida de algo menos de un kilómetro. Posiblemente cuando llegues allí, pienses que no es nada, que lo pintaban peor de lo que parece. Tranquilo. 

Empieza a subir, si puede ser aumentando la cadencia, para que el lactato no empiece a llegarte de inicio. Un consejo que podemos darte, es que no mires hacia arriba o posiblemente te hundas al ver donde giran los corredores que van delante. Cuando llegue el giro, llegó… no hay más.

Esta parte está llena de gente. Es fantástico correr con Madrid con tanta gente animando. Posiblemente es la carrera donde mejor ambiente se respire en la capital. Por lo que disfrutalo… si puedes.

Kilómetro 9. Los 1000 metros más interminables que recuerdes

Cuando superes la albufera, estarás sin respiración. Una vez que gires a la derecha, la cuesta ha llegado a su final, pero a buen seguro te costará recuperar la cadencia de carrera, dado que el esfuerzo que hemos tenido que hacer en el kilómetro anterior, sentirás las piernas como chiquito de la calzada. No te preocupes si es así, las piernas volverán a su sitio.

Mientras tanto, estarás afrontando un kilómetro donde lo único que tengas en mente es en llegar al final. Sentirás que no avanzas y que el tiempo se te va, pero es algo que te va a durar 300 metros. Una vez que empieces a afrontar el kilómetro 8,5 tendrás la carrera en el bolsillo.

Kilómetro 10. Lo conseguiste

Este kilómetro es una lucha contigo mismo. Ya de nada vale mirar atrás. Con lo que estás, es con lo que vas a llegar y si has gestionado bien los kilómetros anteriores, a buen seguro vas a disfrutar de los últimos metros de la carrera.

Cabe destacar que este kilómetro es, posiblemente uno de los más solitarios que hay en la prueba… pero ya empiezas a vislumbrar la meta y cuando tomes el último giro a la izquierda, verás los carteles de meta y tendrás una referencia visual que te ayudarán a coger el impulso necesario para recorrer los últimos metros de la San Silvestre Vallecana.

km a km san silvestre vallecas