¿Correr puede empeorar el acné?

¿Correr puede empeorar el acné?

La práctica de ejercicio físico puede resultar contraproducente para nuestra piel. Aunque suene un tanto extraño, debemos poner algo de nuestra parte para no agravar ciertos problemas del cutis y evitar en cierta medida la aparición de esos incómodos granos que aparecen en la cara.

Por lo general, siempre se ha vinculado el acné a la adolescencia y al consumo de ciertos alimentos, además del estrés, los genes o las hormonas. Hay productos que pueden funcionarnos durante un tiempo, pero esta efectividad es limitada. En muchas ocasiones reaparecen en forma de brotes en el instante menos esperado.

Por lo general, estas manchas y granos suelen hacer acto de presencia en el entorno de la nariz y de la barbilla. Lo asumimos como algo normal cuando estamos en la adolescencia, pero el deportista que practica running con cierta regularidad no acaba de entender los motivos por los que surgen estas manchas.

Suele ser algo bastante más frecuente de lo que pensamos, y en ocasiones será preciso ponerse en manos de un especialista para que nos recete un tratamiento tópico o medicamentos. Los dermatólogos podrán aportarnos todas las claves para combatir este problema que en ocasiones puede incluso a afectar a nuestra estado de ánimo. Recuerda además, que la gente propensa al acné tiene glándulas que producen aceite y que son especialmente sensibles a algunas hormonas.

Con el tiempo, cualquier persona que practica una actividad física aprende a conocer mucho mejor su cuerpo. Y detectara, con el tiempo, como hay un enemigo que resulta muy complicado de hacerle frente, como es el caso del sudor.

Más de uno habrá apreciado la aparición de unas manchas en la cara, que tienen en su origen en la mezcla del sudor con la grasa, las células muertas de la piel y las bacterias. Todo ello acaba provocando unos poros obstruidos. Esto puede dar como resultado, además,  unas manchas más grandes y complicadas de atajar.

La sudoración es algo inevitable cuando se sigue una rutina de entrenamiento, así que habrá que buscar otras soluciones a esta patología que nos preocupa. Lo conveniente será centrar los esfuerzos en otras estrategias que contribuye a reducir la presencia de granos, manchas y puntos negros.

Consejos para prevenir el acné al correr

  • Evitar el maquillaje al correr: ya se sabe que la elegancia no está reñida con la práctica del running. Por eso muchas mujeres optan por aplicarse maquillaje cuando salen a entrenar. Es complicado obligar a alguien a no hacerlo, pero en el supuesto de que se apliquen cualquier tipo de producto sobre la piel, lo más conveniente sería quitarlo nada más acabar la sesión. Trata de limpiar en profundidad, y no solo de la cara, también del resto del cuerpo. Por motivos de higiene hay que desmaquillarse y quitarse con una toallita o toalla los residuos que puedas tener. Ten en cuenta que el maquillaje llega a generar sobre la piel una capa muy resistente. Así que es conveniente que adquieras una rutina de limpieza al término de la sesión.
  • Utiliza un protector solar: un protector es imprescindible durante todo el año, pero mucho más en los meses de verano y primavera, cuando el sol puede castigar mucho más nuestra piel. Una exposición prolongada puede provocar importantes daños en la piel en forma de manchas o incluso de quemaduras. En la época de más calor lo conveniente sería emplear un protector solar de factor 50, pudiendo reducirlo al 30 durante el resto del año. Deben ponerle mucha más atención aquellas personas con una piel más clara y sensible, que suelen ser más susceptibles a sufrir riesgos. En la actualidad ya hay protectores pensados para deportistas, pero cualquiera de ellos puede encajar a la perfección con lo que necesitas. Lo correcto es que lo apliques media hora antes de salir a correr y después de una hora en caso de que continúes expuesto a los rayos solares. El uso de gorras también puede servirte de gran ayuda en esta lucha contra la aparición de acné. Estarás cuidado tu cabello, pero también el resto de la cabeza.
  • Utilizar prendas que transpiren: a la de entrenar no solo hay que dejarse llevar por los colores o los modelos más atractivos. Es mucho más importe sentirse a gusto con la ropa que llevamos encima y no nos provoquen ningún tipo de rozadura o daño. Las camisetas demasiado apretadas o las mallas para correr pueden resultar contraproducentes en la lucha contra los granos. Lo mismo ocurre con la ropa interior demasiado ajustada. Acaban cubriendo los poros y consiguen que el sudor no se escape, lo que favorece la proliferación de gérmenes y hongos. Procura usar telas transpirables que absorban el sudor, que ayuden a mantenerse fresco.
  • Poner especial atención al material del gimnasio: en una instalación deportiva estamos en continuo contacto con material que es usado por otras personas, por lo que puede haber una acumulación de suciedad, pero también de bacterias. El mayor riesgo lo provocamos al llevarnos las manos a la cara, de ahí que resulte imprescindible llevar con nosotros en todo momento una toalla limpia para higienizar cualquier máquina que vayamos a utilizar. Se tratan de pequeños gestos que resultan de gran ayuda para el cuidado de nuestra salud.
Consejos para prevenir el acné al correr

En qué consiste el acné del deportista

El sudor tras la práctica de una actividad física exfolia la piel y elimina impurezas. Está comprobado, además, la gente a partir de una cierta edad cuenta con un mayor grosor en la dermis, lo que da como resultado mejores fibras de colágeno y elastina y una mayor hidratación.

Pero el sudor, en ocasiones, llega a agravar las situaciones de acné. Al término del ejercicio acaba mezclándose con el sebo, la suciedad y las células muertas. Este tipo de patología se le denomina acné mecánico o del deportista. Es cada vez más frecuente entre el grupo de edad adulto, sobre todo por una serie de gestos que solemos realizar de manera cotidiana, como es el roce con elementos como las mochilas, hablar en exceso por el móvil o el frote en la cara por el estrés de manera inconsciente. Esto origina un bloqueo en el folículo piloso, que es la parte de la piel por donde crece el pelo, que es donde se localizan las glándulas sebáceas que se dedican a la creación del sebo que lubrica el cabello.

Claves para evitar la aparición de granos por el running

Pese a las consecuencias que puede provocar el sudor en tu piel, los beneficios del running y del ejercicio son mucho mayores. Para que sepas cómo actuar después de una actividad física y evitar posibles erupciones en la piel, en zonas como la espalda o frentes debes seguir las siguientes recomendaciones.

  • Quítate la ropa húmeda y sudada nada más acabar, sobre todo si vienes de un ambiente cerrado, con mucho calor, como puede ser el gimnasio.
  • Utiliza ropa interior y prendas que contribuyan a que la humedad no se acumule en el cuerpo. Se busca sobre todo la ventilación y la evaporación del sudor.
  • Procura ducharte nada más acabar el ejercicio para que el sudor no permanezca demasiado tiempo en el piel.
  • En el caso de presentar enrojecimiento de la piel o infecciones, lo mejor es ponerse en manos de un profesional para que lo trate.

Recuerda que el sudor es una respuesta corporal beneficiosa para la piel, ya que entre otras cosas nos permite liberarla de impurezas y neutralizar toxinas. En el caso de no llevar a cabo una higiene adecuada, es posible que acabemos padeciendo la aparición de granos.

Ya se sabe que en materia de salud, todas las precauciones que se tomen siempre son pocas.

Además de este artículo, también te puede interesar,...

Para qué sirve la crioterapia deportiva
Las pesas antes o después de correr
Beneficios de combinar el crossfit con el running

🏃‍♂️¡NOVEDADES RUNNING!🏃‍♀️

Entérate de los mejores eventos de cada fin de semana y últimas noticias relacionadas con nuestro deporte

¡Te has suscrito a la newsletter de Compratudorsal!

Pin It on Pinterest

Share This