Correr para controlar la hipertensión

corre para prevenir la hipertensión

A pesar de que correr es un ejercicio que controla la tensión, tenemos que llevar un control de la misma. Sin embargo, no son pocos los corredores que padecen hipertensión ya que son muchos los factores que influyen a la presión arterial y que debemos cuidar de acuerdo a unas directrices.

Controlar la tensión arterial es clave para el rendimiento de un deportista. Actualmente, la hipertensión afecta prácticamente a un 50% de la población cuando llega a la edad de 40 años, por lo que es algo a tener muy en cuenta.

Para prevenir la aparición de la hipertensión, recomendamos dos cosas. Por una parte, la práctica constante de una actividad física aeróbica, en este caso, el running. Y por otra, controlar la tensión arterial a través de los mejores tensiómetros digitales que podemos encontrar en el mercado. 

Con respecto mínimo que debemos realizar el ejercicio, recomendamos siempre que nuestra actividad sea de al menos 50 minutos durante 4 o 6 días a la semana.

¿Qué es un tensiómetro digital?

Pero, ¿qué es un tensiómetro? Básicamente es un aparato que nos mide la tensión arterial. Está compuesto por un brazalete de goma que se infla para envolver nuestro brazo. A través de una pequeña bombilla que se encuentra adherida al tensiómetro podemos inflar en mayor o menor medida el brazalete a través del cual, se efectuará la medición de la tensión arterial. Reseñar, además, que actualmente, podemos encontrar tensiómetros que disponen de un sistema automático que ajusta el sistema de inflado al volumen de tu brazo.

¿Qué significa presión sistólica y diastólica?

Posiblemente te estés preguntando qué significan los parámetros que nos devuelven los tensiómetros cuándo nos los tomamos. Seguro que sabes que cuando te tomas la tensión, estos aparatos nos ofrecen dos valores, la presión arterial alta y la baja, pero, ¿sabes como se llaman estos valores en medicina?

En medicina, se denomina presión arterial sistólica, a lo que comunmente conocemos como presión alta, mientras que la presión arterial diastólica, lo solemos asociar con el término presión baja. 

Cuando nuestro corazón late, ejerce una presión sobre los vasos sanguíneos para ser distribuida todo el cuerpo. Esta presión se la conoce como sistólica. Una presión sistólica normal es inferior a 120. Cuando el valor de esta presión sube por encima de 120, tenemos que tener especial cuidado y revisar nuestra tensión con frecuencia para intentar bajarla. 

En cuando a lo que conocemos como presión baja, se trata de la presión que se ejerce sobre las paredes arteriales cuando nuestro corazón no está bombeando sangre por las arterias, y es conocida como diastólica. En este momento nuestro corazón se llena de sangre y recibe oxígeno. Una presión diastólica normal es inferior a 80. Cualquier valor por encima de estos datos, debemos tener mantenerlo en revisión.

Valores óptimos de tensión

No todo es entrenar. El rendimiento de un deportista se mide, no solo en cuanto tiempo entrena semanalmente, sino que debemos entender que hay más variables que entran en juego a la hora de tratar de optimizar nuestra forma física. Una buena alimentación y el descanso, se antojan primordiales para mejorar el rendimiento. Y como no, nuestros valores de tensión de arterial. A continuación, os dejamos una lista de valores que tenemos que tener en cuenta, tanto de la presión sistólica, como de la diastólica.

Sistólica

  • Presión normal: Inferior a 120
  • Presión elevada: Entre 120 y 129
  • Presión arterial alta etapa 1 (o hipertensión): 130 – 139
  • Presión arterial alta 2: 140 – 179
  • Crisis hipertensiva: Superior a 180

Diastólica

  • Presión normal: Inferior a 80
  • Hipertensión etapa 1: Entre 80 y 89
  • Hipertensión etapa 2: 90 – 119
  • Crisis hipertensiva: Superior a 120

¿Por qué nos va a ayudar el running a controlar la tensión arterial?

Cuando practicamos running, nuestro corazón se activa y bombea más rápidamente sangre hacia nuestros órganos y músculos, limpiando las arterias de moléculas que se pueden quedar adheridas a las paredes de las mismas. 

Se recomienda practicar un ejercicio aeróbico para que el torrente sanguíneo activo en todo momento, mejorando así nuestra circulación, y de esta manera la presión arterial. En cuanto al tiempo, siempre decimos que al menos deberíamos practicar en torno a, como mínimo, 50 – 60 minutos de ejercicio.

🏃‍♂️¡NOVEDADES RUNNING!🏃‍♀️

Entérate de los mejores eventos de cada fin de semana, últimas noticias relacionadas con nuestro deporte, los artículos de mayor calidad... 

¡Te has suscrito a la newsletter de Compratudorsal!