Compro cinta de correr

cintas de correr abandonadas

Este es uno de los mensajes que más buscan los corredores por internet en las últimas semanas. Es verdad. Los datos están ahí. Ya sabrás por donde van los tiros de este post.

Si vamos a milanuncios.com, segundamano.com, wallapop o cualquier tienda de artículos de segunda mano, nos vamos a encontrar con mensajes como este:

«Vendo cinta de correr con apenas dos meses de uso. Precio negociable.»

Y es que la situación de nueva normalidad nos está empezando a dejar un nuevo panorama en cuanto al running se refiere. Las calles se llenan del color de las camisetas de pruebas de 2017, los caminos empiezan a sufrir el peso de las pisadas de los corredores, los parques vuelven a vernos sufrir haciendo incontables kilómetros a su alrededor… ¿y qué sucede con las cintas de correr que compramos para el periodo de confinamiento?

Los nuevos percheros de casa

¿Quién no ha tenido una bicicleta estática en casa donde colgabas la ropa al llegar a casa? Su lugar en a habitación era el rincón más lejano de la puerta de entrada, pero siempre era nuestra primera opción para dejar los vaqueros, la chaqueta y la sudadera, mientras buscábamos el pijama en el cajón de abajo de la mesilla.

Ahora, se nos presenta un nuevo escenario. Las cintas de correr. La diferencia con respecto a las bicicletas estáticas, es que, obviamente, son menos manejables. El espacio que ocupa éstas, hacen impensable mantenerlas durante un largo de periodo de tiempo arrinconadas en «la habitación de los trastos».

¿Qué solución tenemos?

Venderla. Es lo mejor que podemos hacer, y si tienes suerte y te sale un comprador que esté interesado en bajar unos kilitos en casa antes de descubrir el aire de la calle mientras escucha a los pájaros, perfecto. Habrás «alquilado» una máquina que te ha servido para evitar los rodajes en el pasillo de casa, y habrás mantenido la forma. Además, la habrás estrenado tú, lo cual es un punto a favor ya que no tendrás que sufrir por el sudor que ha derramado otro corredor en esa cinta.

Otra opción y si tienes suerte de tener un trastero, es guardarla. Nunca sabes cuando la vas a poder necesitar. ¿Días de mucha lluvia y frío? ¿Días de calor extremo? ¿Otra cuarentena? Son sólo momentos donde podrás volver a dar brillo y zapatilla a la cinta.

🏃‍♂️¡NOVEDADES RUNNING!🏃‍♀️

Entérate de los mejores eventos de cada fin de semana, últimas noticias relacionadas con nuestro deporte, los artículos de mayor calidad... 

¡Te has suscrito a la newsletter de Compratudorsal!